¡Que no te engañen!

Un estudio de Public Health England estimó que los vapeadores son un 95% menos dañinos que los cigarrillos tradicionales.